Reyes Caballero

Reyes Caballero nace en la ciudad de Alicante 1.959, hija de un matrimonio de raíces Fenicias y Árabes, durante su juventud se negó firmemente a ser esclava de la sociedad que inundaba su entorno.

Revoltosa y juguetona se crió entre hombres, entre los cuales vio claramente la libertad y su precio, su frustración, no haber sido una gran bailarina, como en sus otras vidas lo fue. Aunque estudiara una carrera técnica, tenia muy claro que su pasión por el Arte y la Belleza eran sus compañeros, dedicándose gran parte de su vida a crear y diseñar vestuario y accesorios, también dedicó parte de su existencia a relacionarse con el mundo y sus habitantes, consiguiendo ser una gran relaciones publicas dentro del mundo de la noche y la creación, que es de lo que vive en la actualidad, ya que la literatura erótica y el cine que son su cosmos, todavía no le ha dado la oportunidad de vivir de ello.

En la actualidad se encuentra inmersa en varios proyectos, uno de ellos el que nos ocupa, la grabación de el cortometraje “El caramelito sin color y sin sabor”